Meditación I: atención a la respiración

La respiración



La respiración es un elemento muy importante en Mindfulness. Uno no puede experimentar su respiración de ayer. Ni de hace 5 minutos. Solamente podemos experimentar la respiración del momento presente.


La respiración es un elemento imprescindible en el mundo del Mindfulness

Su naturaleza cambiante nos permite usarla como barómetro de nuestro estado (¿has notado cómo es de diferente cuando estás nervioso que cuando estás calmado?); pero es a la vez algo estable, con lo que siempre podemos contar. Como el mar, que aunque tenga olas suaves como la brisa o se halle revuelto con una tempesta, siempre sigue siendo el mar.


Todo el mundo sabe respirar, es cuestión de observarla

La respiración es algo que absolutamente todo el mundo sabe hacer. ¡No puedes equivocarte respirando! Así que explorarla y observarla está al alcance de todo el mundo. Y además, ¡por suerte!, no salimos de casa sin ella, así que siempre está disponible y podemos utilizarla como ancla al aquí y al ahora en cualquier momento y lugar.


Práctica de meditación I: atención a la respiración


Esta meditación de 15 minutos para que la puedas realizar tranquilamente en tu casa. ¡No hace falta que seas experto del mindfulness para realizarla!


Y es que, algunas de las cualidades que se desarrollan con la práctica del mindfulness son: la paciencia, la curiosidad y la aceptación.


No intentes llegar a ningún sitio, únicamente observa y acepta lo que pase

Por ello, hace falta aproximarse a la práctica dejando a un lado las expectativas, sin intentar llegar a un sitio en concreto. Intentando no marcarse objetivos y observando y aceptando lo que surge.


Cada vez que uno realiza la práctica puede ser diferente. ¡Déjate llevar y disfruta del aquí y ahora con esta primera meditación!